Seleccionar página

En los primeros años de vida, los hijos tienen como modelo o referente a sus padres. Especialistas indican que los niños son como «esponjitas» porque «absorben» todo lo que sus padres hacen o dicen, esto es gracias al afecto o admiración que sienten hacia ellos.

Las estadísticas revelan que el 55% de mujeres trabajan y aportan en los gastos del hogar como el papá, sin embargo, es importante que expliques a tus hijos la importancia del trabajo de ambos, demostrándole que el dinero ganado por medio del trabajo sirve para el uso de la familia, la alimentación, los paseos, ropa, etc; de seguro ellos con el tiempo lo comprenderán y valorarán.

Es importante que pongas en orden las prioridades en tu vida, si bien es cierto sin trabajo no puedes mantener a tu familia, también es cierto que una empresa puede continuar operando sin ti, nadies es indispensable, sin embargo, para tu familia sí lo eres y los hijos demandan tiempo para su crecimiento emocional y psicológico, por ello es importante busques un equilibrio entre el trabajo y tu estilo de vida.

Deseo compartir contigo 4 tips claves para equilibrar tu vida laboral con tu vida familiar junto a tus hijos:

  1. No trabajes hasta tan tarde y llega a temprano a tu hogar, ¡tus hijos te esperan!
  2. Invierte tiempo en tus hijos cuando llegues a tu casa, a pesar del cansancio y estrés conversa con ellos.
  3. Cuando llegues a casa no hables de trabajo, apaga tu celular.
  4. Comparte la cena con tus hijos y pregúntales como les fue durante su día.
  5. Aprovecha los fines de semana para disfrutar en familia.
  6. Bríndales calidad y cantidad de tiempo
  7. Recuérdales las reglas de oro la casa, como horarios de jugar y hacer las tareas escolares.

Encontrar el equilibrio correcto entre el trabajo y la familia es un desafío que no termina nunca para todos los padres que trabajan, este equilibrio es un proceso continuo que lleva al escuchar, estar atentos y mantener una correcta comunicación a diario con tus hijos.El tiempo en familia es una forma importante que te conectes con tus hijos, además los ayudarás a crecer felices y cosecharás buenos valores a través de tu ejemplo.