Seleccionar página

Capacidad para ser sincero con uno mismo, en cuanto reconocer y asumir nuestros propios sentimientos y emociones, así como ser capaz de integrar nuestros ideales, convicciones, normas, creencias,… También supone un análisis personal y cuidadoso que  requiere tanto la situación, como lo que se está sintiendo ante ella con el fin de entenderlo adecuadamente y decidir de qué manera, hacia quién o hacia qué se manifiestan las emociones, con el fin de lograr un objetivo que resulte constructivo tanto para la persona como para aquellas con quienes se está interactuando.